10 FRASES PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA DE NUESTROS HIJOS

Publicado por Hugo Ruiz en

La autoestima es el aprecio o consideración que una persona tiene por sí mismo, en los niños pequeños el desarrollo de esta depende en mayor medida del cariño y afecto que recibe de su familia.

Las palabras que decimos a nuestros hijos marcan de manera determinante su personalidad y su manera de enfrentar diversas situaciones en su vida diaria. Educar con castigos, gritos y violencia puede generar altos niveles de inseguridad y dificultad para integrarse de manera favorable a la sociedad.

Un estilo de crianza capaz de fortalecer la autoestima de nuestros hijos debe estar basado en la comunicación, la calma y la comprensión.

A continuación, te sugerimos 10 sensacionales frases que puedes usar con tus hijos para aumentar la comunicación y contribuir al mejoramiento de su autoestima.

Tu puedes.

Siempre debemos dar a nuestros hijos la confianza de que pueden lograr todo lo que se propongan, apoyarlos y proporcionarles las herramientas necesarias para que puedan cumplir con sus aficiones e intereses.

Te necesito.

Muy pocos son los padres quienes dicen a sus hijos tan poderosas palabras, debido a las distintas ocupaciones de los padres en la actualidad son muy pocos los que pueden aprovechar su tiempo libre para pasar un rato agradable con sus hijos.

Si damos a nuestros hijos la idea de que siempre deben estar entretenidos, viendo la tv o jugando videojuegos, etc., con tal de que nosotros podamos desentendernos de ellos, desarrollarán inseguridad y baja autoestima pues pensarán que lo que menos queremos es estar con ellos.  Es importante hacerles saber a nuestros hijos los valioso que son para nosotros. Pero más importante aún es demostrárselos con acciones.

Estoy orgulloso de ti.

No es necesario que nuestros hijos realicen alguna actividad increíble para decirles esto, muchas veces nuestros hijos ya poseen alguna habilidad especial pero no nos hemos tomado el tiempo de descubrirla, dejemos de criticarlos por sus errores y empecemos a enfocarnos en todas las habilidades positivas que tienen nuestros hijos.

Lo siento

Debemos reconocer cuando es nuestro hijo quien nos enseña y nos hemos equivocado, nuestro hijo es nuestro mejor maestro, si lo hemos regañado de más o por necedad hemos insistido en una opinión equivocada, es importante reconocer nuestros errores, ofrecer disculpas y hacerle ver que apreciamos su punto de vista pues decir las cosas con sinceridad nos ayuda a mejorar como personas.

Te comprendo.

La mayoría de las veces la persona que experimenta una crisis tiene un único deseo, el ser comprendido, muchas veces no podremos estar al tanto de todo lo que le ocurre a nuestro hijo, pero resulta importante escucharlo y manifestarle nuestro apoyo y afecto, si tiene preocupaciones o lo aqueja algún problema es importante hacerle ver que haremos todo lo posible por resolverlo para que se sienta seguro.

Gracias

Debemos enseñar a nuestros hijos a ser agradecidos poniendo el ejemplo nosotros mismos, cuando cumplan con algo que para nosotros es muy importante debemos hacérselos saber, como “gracias hijo por comportarte tan bien en la fiesta de …” “Me da mucho gusto que hayas levantado tus juguetes, te lo agradezco mucho” , frases que funciona como reforzamiento positivo, nuestros hijos buscarán mantener una buen comportamiento y una actitud proactiva al saber que cuentan con nuestra gratitud.

Felicidades

Muchos padres se quejan de todo lo que sus hijos no hacen bien, probablemente porque no han descubierto lo que sus hijos sí que hacen bien, para descubrirlo debemos conocer sus aficiones e intereses e impulsarlos a participar en actividades acordes a estos.

Cuando nuestros hijos triunfen en aquello que más les gusta, debemos felicitarlos, al mismo tiempo que debemos mostrar comprensión y empatía cuando las cosas no les salen del todo bien, haciéndoles ver que es parte de la vida aprender de nuestros errores y que para alcanzar el éxito es necesario ser perseverante y mantener una disciplina constante.

Te amo

Es muy importante hacer sentir queridos a nuestros hijos. Sin importar lo difícil que haya sido el día o la jornada de trabajo, nunca dejemos de decir a nuestros hijos cuánto los amamos.

Me haces muy feliz.

Tomemos un momento de nuestro tiempo libre para recordar con nuestros hijos momentos familiares memorables, por ejemplo: cuando participó en un bailable en el kínder, o dijo unas palabras muy importantes, entre otras, las experiencias de éxito que recordemos con nuestros hijos contribuyen a reforzar la idea de que es capaz. Consecuentemente, nuestros hijos serán conscientes de que cuentan con nuestro apoyo y cariño por lo que se sentirán preparados para enfrentar los retos que les depare el futuro.

Sigue adelante.

Estas palabras son sabias, pues, debemos apoyar a nuestros hijos en las buenas como en las malas, enseñándoles que ni perder, ni fracasar, ni equivocarse es malo, en la vida sólo hay un único objetivo: ser feliz, si es nuestra pasión, sea lo que sea que estemos emprendiendo, tarde o temprano lo lograremos mientras tengamos la fortaleza para seguir intentando y ellos contarán con nuestro apoyo incondicional para hacerlo porque gran parte de nuestro propósito en esta vida es hacerlos felices.

Categorías: Educación

Hugo Ruiz

Especialista en temas educativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *